“Cuando se comienza a contar una historia hay un elemento que quizá no terminamos de tomar en cuenta como es debido. ¿Por qué al espectador le va a importar lo que le pase al/los protagonista/s? El autor se encuentra en la dificultosa tarea de crear un valor. Dicho de otra manera: ¿cómo hacer para que el espectador quiera al personaje? Eso es algo que no depende de que el personaje sea un buenazo de la gran siete (los espectadores adoramos a los villanos). El tema es que lo podamos conocer. Que sepamos de sus zonas frágiles, de sus motivaciones, de sus agujeros afectivos. Cuando este conocer se empieza a dar, el personaje empieza a importarme. Y cuando al espectador le importa el personaje es que el milagro ya se ha producido: cree en él. La secuencia sería: conocer, querer, creer. Cuanto más creemos más permisos se habilitan. Es decir, podemos hacer cualquier cosa con el personaje: incluso que cante. La creencia ya está establecida, y la creencia es de las cosas más difíciles de romper que hay.” Javier Daulte

Las Jornadas Poéticas contaró con la participación del premiado guionista, dramaturgo y director de teatro Javier Daulte, quien ofreció una reflexión sobre el oficio de director y dramaturgo, su particular modo de comprender la ficción, el teatro y los sutiles mecanismos por los que la obra dialoga con la vida, o la vida ingresa en zonas de ficción.

La charla, que duró alrededor de una hora y media, recorrió la carrera de Javier Daulte su aproximación al biodrama y el cambio de formato que convirtió a Javier Daulte en un director de calle Corrientes. Interesante video en el que Daulte expone su mecanismo a la hora de dirigir una obra, su particular método de actuación y su trayectoria. Coordinado por Federico Irazábal.

Suscribite a nuestro canal, haciendo click aquí: