RUBÉN SZUCHMACHER

Las 10° Jornadas de Poéticas Teatrales tuvieron el honor de contar con la participación de Rubén Szuchmacher, actor, director y docente teatral de reconocida trayectoria en nuestro país. La participación de Rubén fue doble: el Viernes presentó su obra “Escandinavia”, escrita por Lautaro Vilo y codirigida por los dos y el sábado realizó una entrevista pública coordinada por Federico Irazábal.

La lucidez del discurso de Rubén junto con su trayectoria, iluminaron aspectos de la práctica de lo teatral que exceden el análisis de lo que es ficcional y lo que no lo es, y apuntan a una reflexión sobre el “para qué” hacer teatro y las posturas de los creadores respecto de su obra.

” Yo creo que hay que eliminar el “y por qué no” del pensamiento artístico y contraponerle el “y por qué sí”

Sino lo que estamos haciendo es evitar la posibilidad de profundizar en por qué suceden las cosas y por qué deben darse de una determinada manera. La consecuencia final de esa falta de pregunta es la fuga del espectador. Al cual no creo que haya que complacer en términos bajos, pero si entender que lo que sucede en el escenario sólo es posible porque hay un espectador debajo. Si no se entiende esa relación y se cree que el teatro solo se hace para sus bajos instintos. Bueno no tendría que pedir subsidios ni estar en un lugar público, no entiende el carácter público del teatro.

Creo que los espacios teatrales se reducen cada vez más a fiestas privadas,  y esto indican un temor al espectador. Hay un temor exógeno, a alguien que no conozco. Cuando alguien pone una sala para 20 espectadores, en realidad está habilitando el living de su casa para hacer teatro, y por lo tanto está demostrando que tiene un tremendo miedo a lo desconocido. Aunque tenga un discurso de “yo soy re vanguardista”. En realidad tiene pánico a la gente. Yo estoy impresionado que no se pueda ver ese fenómeno.”

Si querés conocer más sobre el interesante punto de vista de Rubén Szuchmacher, te dejamos el video con la conferencia completa, coordinada por Federico Irazábal en el Centro Cultural Parque de España.